PRESENTACIÓN


Nací en Cúcuta en 1975. Soy de profesión sociólogo. He sido docente en varias universidades de mi ciudad. Mi vida laboral incluye el paso por entidades nacionales y organizaciones no gubernamentales. Fui elegido dos veces al Concejo de Cúcuta, donde estuve hasta mi renuncia en octubre de 2014.

Mi principal interés es el desarrollo social y económico de Cúcuta. Desarrollo económico significa mayores oportunidades de trabajo y de empleo y más infraestructura de vías y servicios. Desarrollo social es una ciudad segura y en paz, y con mayores oportunidades de educación y salud.


Mi paso por el Concejo, mediante debates y control a las actuaciones de los funcionarios municipales, empezando por el alcalde, sirvió para evitar que sus excesos fueran aún mayores y para aportar ideas en sus ejecutorias.


Fueron muchas las realizaciones y debates que desarrollé entre 2009 y 2014. Destaco, entre otros, las denuncias en la Procuraduría por la negociación del cambio del perímetro urbano. El debate a Imsalud por sus enormes sobrecostos en compras y contrataciones, que obligaron a esa entidad a ahorrar dinero y mejorar. El caso del “Parque Bavaria”, donde el dinero que se evitó perder en corrupción fue muy superior a diez mil millones de pesos. Se evitó que fuera casi regalado a una empresa hotelera, y hoy en cambio es el “Parque 300 años”, a pesar de que todos hubiéramos preferido un parque bien arborizado y no una plazoleta. El debate, junto con el concejal Oliverio Castellanos, para evitar el alargue por diez años más de la Concesión de Alumbrado Público, que nos hace pagar a los cucuteños uno de los impuestos de alumbrado más caros del país. El debate por la mala adjudicación del contrato de alimentación escolar por once mil millones de pesos, que ha traído graves problemas en muchos comedores infantiles para los niños más necesitados de la ciudad. El debate en 2011 por el alza exagerada del impuesto predial, en el que el alcalde no quiso escucharnos, por lo que hoy se obliga a los cucuteños a hacer un esfuerzo tributario excesivo y mayor que en casi todas las ciudades del país.


RUTA PARA TENER LA CIUDAD QUE MERECEMOS

Hoy le propongo a Cúcuta un plan de trabajo concreto y realista para tener la ciudad que merecemos y salir del estancamiento en el que llevamos más de dos décadas.


1. Le propongo a Cúcuta hacer un gran esfuerzo con su propio presupuesto, y buscar además el apoyo de recursos nacionales del Sena y de Regalías para darle educación técnica de alta calidad a miles y miles de jóvenes que hoy no tienen otro futuro que el rebusque y son el principal problema social que debemos solucionar. Educación técnica sobre todo en ciencias informáticas, electrónica y minería. La oferta abundante de mano de obra altamente calificada en tecnologías de punta, debe ser la principal herramienta para romper el círculo vicioso de la improductividad y promover procesos de desarrollo empresarial local.


2. Hay que volver a recuperar parques y vías de barrios mediante programas Comunidad-Gobierno, que fortalecen el tejido social. Pero no solo haciendo calles con los vecinos sino también recuperando parques y salones comunales y para madres y adultos mayores con las Juntas de Acción Comunal.


3. Cúcuta necesita formalizar el comercio y recuperar el espacio público. Pero eso no se hace solamente con la fuerza pública, sino con el compromiso del Municipio en reconversión productiva, con capacitación y subsidios a la formalización. Si hace veinte años se pudo hacer el Centro Comercial Oití, hoy podemos y tenemos que hacer al menos tres grandes centros comerciales populares a precios realmente bajos, que puedan pagar nuestros pequeños comerciantes informales.


4. Propongo reformar nuestro modelo de crecimiento urbano. Habilitar tierra cerca del centro para la construcción de vivienda de interés social, y no mandar a nuestros pobres a los lugares más distantes y con menos acceso a la educación y la salud porque eso los perpetúa en la pobreza. Esta propuesta se llama Renovación Urbana y se está haciendo con éxito en muchas ciudades.


5. Las Asociaciones de Mujeres y las Asociaciones de Adultos Mayores deben fortalecerse y apoyarse como canal estratégico de las políticas municipales de asistencia a las mujeres y los adultos mayores.


6. Hay que convertir al Municipio en veedor de los servicios públicos de agua y luz en nombre de los ciudadanos y empresarios, porque hoy los cucuteños trabajamos para pagar recibos de servicios públicos.

En los breves documentos y videos consignados en este blog encontrarán lo que pienso sobre Cúcuta, sus problemas y sus enormes oportunidades para salir adelante.


Contáctame en: