ECOTURISMO

FOMENTAR EL ECOTURISMO

Los senderos ecoturísticos de Pozo Azul y Tasajero:
dos proyectos que debemos impulsar




Pozo Azul
El Área Metropolitana de Cúcuta incluyó a Pozo Azul en un proyecto de desarrollo ecoturístico que ha avanzado 50% en su etapa de formulación. La mayor dificultad para la creación del Sendero Ecoturístico es que la quebrada Carmen de Tonchalá está rodeada de predios privados, muchos de los cuales son objeto de titulación minera. Sin embargo, el cauce de la quebrada y su ronda son zonas públicas, por lo que una vez se delimite la zona de ronda, y mediante convenios que se planteen a los propietarios y titulares mineros, el Municipio de Cúcuta podría generar el espacio suficiente para el proyecto.

Una vez recuperados los senderos de acceso y creadas las facilidades que hagan adecuado del lugar para su promoción turística, Pozo Azul deberían estar en manos de una entidad que asociara esfuerzos públicos y privados para administrar y conservar un tesoro que tiene características suficientes para ser declarado Parque Nacional, y que por lo pronto, debería ser una reserva ecológica que el Municipio de Cúcuta recupere, conserve y promueva con un cuidado muy especial pensando en las nuevas y futuras generaciones de cucuteños.

A pesar del reciente deterioro de su entorno debido sobre todo a la minería, visitar Pozo Azul sigue siendo una experiencia maravillosa que suscita intensas emociones. Todos los domingos Pozo Azul se llena de turistas que no siempre son conscientes del deber de cuidar y conservar el lugar. Sin embargo nadie deja de notar que Pozo Azul es quizá el más bello de nuestros escenarios naturales y un lugar con enorme potencial turístico, que bien aprovechado y promovido podría ser un lugar famoso en Colombia.

Tasajero
La creación del Sendero Ecoturístico del Cerro de Tasajero es una obra que bien podría recibir recursos de la Nación que complementaran el esfuerzo del Municipio de Cúcuta. Sería junto con Pozo Azul, un hito importante en la recuperación de Cúcuta como destino turístico no solo para sus visitantes sino para nosotros mismos y nuestros jóvenes que merecen mayores posibilidades de recreación y esparcimiento.

Igual que en Pozo Azul, en Tasajero la totalidad de la tierra es privada y sobre ella se han otorgado títulos mineros que cubren todo su entorno. No obstante, es un lugar ideal para que la Nación y el Municipio de Cúcuta lleven a cabo un proyecto ecoturístico, del cual los mineros deben ser promotores porque serían también los primeros en beneficiarse. La rectificación de la vía y el trazado de una cicloruta de montaña y unas escalinatas en su margen, serviría no solo a los caminantes sino también a quienes la transitan para llegar a las explotaciones mineras. Entre los componentes de un proyecto de recuperación turística del cerro debe estar el apoyo a los porcicultores artesanales de sus faldas en la Vereda Peracos para que cambien de actividad económica.

La cumbre del Cerro ofrece a sus visitantes la que quizá es la mejor vista de la frontera metropolitana; basta dar la vuelta con la mirada para ver toda el Área Metropolitana Binacional. Dándole la vuelta a la cumbre, entre las dos antenas repetidoras, podría fácilmente construirse un camino en predios públicos de Inravisión que articulara varios puntos miradores.

2 comentarios:

Cuadro Beltrán dijo...

Muchas gracias Candidato, por presentar una propuesta seria de turismo que de forma bien estructurada extiende la oferta de espacios para el encuentro, el esparcimiento y reconciliación con el medio ambiente de todos los cucuteños.

Cuadro Beltrán dijo...

Es menester anotar que no haría falta variar la actividad económica de las personas que se dedican a la porcicultura. Al contrario de ese cambio de actividad, sería conveniente impulsar un proyecto industrial agropecuario que permita dicha producción en condiciones técnicas que garanticen salubridad, empleo y desarrollo empresarial.