BILINGÜISMO

 

En Cúcuta puede prosperar el sector de servicios. Servicios de salud, educativos, financieros, informáticos y administrativos. Para eso se necesita una infraestructura educativa que debe comenzar a promoverse cuanto antes.

La región tiene varios ejemplos propios de lo que podría ser un nuevo sector económico muy próspero. Hace poco la ciudad de Pamplona fue sede de una plataforma de servicios informáticos que convocó varios centenares de ingenieros electrónicos y de sistemas venidos de varias ciudades del país. El éxito fugaz de la experiencia de la Universidad de Pamplona, oferente de servicios informáticos contratados por muchas entidades públicas de Colombia para la asistencia de sus procesos administrativos, muestra lo que debe ser el futuro de nuestra economía.

Varias empresas de la ciudad ya ofrecen servicios de asesoría y administración a empresas de otras ciudades del país y del mundo; también servicios de call-center. Eso nos da una idea de lo que es posible ofrecerle al país y al mundo sin enfrentar la limitación de las carreteras.

La prosperidad económica de Cúcuta dentro de diez o veinte años, pasa por llegar a tener miles de bachilleres bilingües. Si no es así, la ciudad no podrá desarrollar un sector de servicios administrativos, financieros o tecnológicos que pueda competir, no con otras ciudades del país, sino del mundo entero, que ya están ofreciéndonos esa clase de servicios a nuestras propias empresas. 

En este momento casi ningún colegio público de la ciudad hace esfuerzos serios porque sus alumnos sean bilingües. Aquellos bachilleres de nuestros colegios públicos que son competentes en inglés, generalmente alcanzan esa habilidad gracias a un esfuerzo propio estimulado por sus afinidades personales en materia de música o cine, y son casos muy poco numerosos.


La educación en inglés de nuestras escuelas públicas en los grados de primaria está en manos de profesores que no saben inglés y muchas veces tampoco están interesados en aprenderlo. Así de simple.

Por eso el municipio de Cúcuta debe hacer un esfuerzo grande por comprometer a nuestros docentes de educación primaria en el aprendizaje del inglés para que después puedan enseñarlo al menos en sus nociones básicas, y en la formación de un mayor número de licenciados en inglés en las universidades locales.

Desde hace varios años las escuelas del país cuentan con facilidades para acceder a instrumentos virtuales de enseñanza y aprendizaje del inglés a través de programas del Ministerio de Educación. Entre nosotros ha faltado la conciencia de la urgente necesidad de capacitar en esa habilidad a nuestros docentes y estudiantes de primaria y secundaria. Cuando la Secretaría de Educación Municipal lo entienda, se dará inicio a una valiosa contribución a la competitividad de Cúcuta.

El Centro Tecnológico de Cúcuta es quizá la única entidad del
municipio con un programa de bilinguismo de buena calidad.

No hay comentarios: