SOBRE EL DINERO DEL NARCOTRÁFICO Y LA CORRUPCIÓN QUE SERÁ USADO PARA HACER CAMPAÑA POLÍTICA. ARGUMENTOS PARA EL DEBATE. (OTROS DICEN QUE PARA CONFUNDIR Y NO HABLAR CLARO).

I.
Estoy seguro que la cúpula de las FARC ha acumulado dinero mal habido en la extorsión y el narcotráfico, dinero que debe estar depositado en cuentas en paraísos fiscales.

Estoy seguro que la dirigencia política de esta región y de este país ha acumulado dinero mal habido en la corrupción y en las comisiones ilegalmente exigidas a los contratistas de obras públicas adjudicatarios de licitaciones hechas a su medida y pagadas con comisiones del 15%, del 20% o más, dinero que debe estar depositado en cuentas en paraísos fiscales.

II.
La extorsión y el narcotráfico han enriquecido a la cúpula de las FARC al tiempo que han traído miseria al pueblo colombiano. Además, en buena medida el atraso de este departamento y del país se explica porque durante medio siglo, la insurgencia armada ha dificultado el desarrollo de la infraestructura necesaria para el surgimiento de una economía próspera en el campo y las ciudades. 

La corrupción y el clientelismo han enriquecido a la dirigencia política local y nacional al tiempo que han traído miseria al pueblo colombiano. Además, en buena medida el atraso de este departamento y del país se explica porque durante un siglo, la corrupción promovida o tolerada por nuestra dirigencia política ha dificultado el desarrollo de la infraestructura necesaria para el surgimiento de una economía próspera en el campo y las ciudades.

III.
Seguramente las FARC financiarán sus campañas sirviéndose de dineros obtenidos ilícitamente mediante el narcotráfico y la extorsión, dinero hoy en manos de testaferros y depositado en paraísos fiscales, lo cual podría darles ventajas obvias en las elecciones.

Seguramente la dirigencia política local y nacional financia sus campañas sirviéndose de dineros obtenidos ilícitamente mediante la corrupción en la contratación pública, dinero hoy en manos de testaferros y depositado en paraísos fiscales, lo cual les da ventajas obvias en las elecciones.

IV.
Es imperdonable que el Estado colombiano no persiga hasta el último rincón del mundo la red de testaferrato y lavado de activos de quienes, como la cúpula de las FARC, se han enriquecido durante décadas con el narcotráfico y la extorsión, y los obligue a que reparen con ese dinero a la sociedad entera que ha sido víctima de sus fechorías.

Es imperdonable que el Estado colombiano no persiga hasta el último rincón del mundo la red de testaferrato y lavado de activos de quienes, como la dirigencia política corrupta del departamento y del país, se han enriquecido durante décadas con el clientelismo y la corrupción en la contratación pública, y los obligue a que reparen con ese dinero a la sociedad entera que ha sido víctima de sus fechorías.

V.
No es justo que quienes se han enriquecido durante décadas con el narcotráfico y la extorsión, tengan la posibilidad de ser elegidos y lleguen a tener la dignidad de senadores y representantes a la cámara, o incluso puedan llegar a la Presidencia de la República.

No es justo que quienes se han enriquecido durante décadas con el clientelismo y la corrupción en la contratación pública, tengan hoy la dignidad de senadores y representantes a la cámara, o incluso hayan llegado y sigan llegando a la Presidencia de la República.

CONCLUSIÓN:
A veces es forzoso confiar en quienes no parecen dignos de confianza. En este caso, confiar en la dirigencia política, así como confiar en la voluntad de paz de la cúpula de las FARC, renunciando incluso al derecho de ver penalizados delitos de las FARC con tal de lograr consensos políticos básicos que le permitan a Colombia ser un país normal.

Si de penalizar con cárcel se tratara, hay que mirar el código penal para ver que en las cárceles colombianas no están todos los que deberían estar. Haría falta construir muchas cárceles más para encerrar a las FARC y a muchos otros que desde todos los partidos políticos, de la izquierda hasta la derecha, están pidiendo cárcel a gritos para delitos como la corrupción y el peculado, que comprometen a buena parte de la dirigencia política regional y nacional.


Fuente: http://www.elperromorao.com/2015/02/la-corrupcion-de-antes-y-la-de-ahora/

“Los maestros de la ley y los fariseos llevaron entonces a una mujer sorprendida en adulterio, y poniéndola en medio del grupo dijeron a Jesús: 
—Maestro, a esta mujer se le ha sorprendido en el acto mismo de adulterio. En la ley Moisés nos ordenó apedrear a tales mujeres. ¿Tú qué dices? Con esta pregunta le estaban tendiendo una trampa, para tener de qué acusarlo. Pero Jesús se inclinó y con el dedo comenzó a escribir en el suelo. Y como ellos lo acosaban a preguntas, Jesús se incorporó y les dijo: —Aquel de ustedes que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.” 

CASTRO-CHAVISMO EN COLOMBIA

Resultado de imagen para castro chavismo

No es válida la comparación entre Colombia y Venezuela que muestra la paz con las FARC como el inicio del "Castro-Chavismo" colombiano.

Venezuela es un país de economía rentista donde la principal fuente de riqueza son las rentas de la minería. Las luchas políticas del siglo XX venezolano pueden entenderse como la disputa por la apropiación y el reparto de la renta petrolera. El chavismo es una nueva y fallida receta de redistribución que refuerza la posición dominante del Estado como propietario de la renta petrolera, y erige a la elite chavista como árbitro del reparto. Ella decide a quiénes se le dan dólares y a quiénes no. El Estado venezolano es el dueño de la riqueza y los chavistas son los que la administran.

En Colombia, la renta minera no es tan grande como para llamarnos un país rentista. Nuestra riqueza nacional es mucho más diversificada sectorialmente que la venezolana. Aquí hay más industria y más agricultura, y un número mucho mayor de unidades empresariales grandes y pequeñas que pagan impuestos y sostienen el Estado.

En términos muy simplificados, la diferencia entre Colombia y Venezuela es que mientras en Venezuela la sociedad vive del Estado que reparte la renta petrolera, en Colombia el Estado vive de todos nosotros que pagamos impuestos para sostenerlo. Por eso en Colombia el chavismo no es posible, y si llegara, no tendría cómo sobrevivir porque no habría quien lo mantuviera.

Menos aun el castrismo en Cuba. El sistema político cubano es un vestigio de la guerra fría. Se consolidó durante treinta años, desde 1960 hasta 1990, sostenido económicamente por la Unión Soviética que desapareció hace veinticinco años, y hoy existe arrastrado todavía por esa inercia, pero sin ser del todo ajeno a los cambios que obligan a la apertura de su sistema político. De lo contrario, Obama no habría estado allá hace poco.

El Castro-Chavismo es un fantasma para asustar a los niños. Exijamos mejores argumentos.

Resultado de imagen para castro chavismo