EL MIRADOR DEL CERRO DE TASAJERO

El ascenso al cerro de Tasajero comienza frente al barrio Trigal del Norte, donde el anillo vial es la línea que marca el perímetro urbano de Cúcuta. La vereda Los Peracos que se encuentra apenas se cruza la vía desde Trigal del Norte muestra el primer reto de la recuperación del sendero: los cáctus y matorrales que componen la vegetación arbustiva seca y baja se desmontan en las pequeñas fincas dedicadas a la crianza artesanal de cerdos, problemas que debe resolverse para hacer que el inicio de la vía no someta a los caminantes a la pestilencia de esa actividad realizada sin los controles sanitarios y ambientales necesarios. Entre los componentes de un proyecto de recuperación turística del cerro debe estar el apoyo a los porcicultores artesanales para que cambien de actividad económica.

El lento ascenso de Tasajero nos ofrece, primero, el paisaje del Valle de Cúcuta; más arriba la vista del Río Táchira, y mucho más alto, ya cerca de la cumbre, también del Río Zulia, que serpentea a la derecha cuando se dirige la mirada a la ciudad que aparece como una gran mancha en el horizonte.

Tasajero es un cerro industrializado por la minería y el procesamiento del carbón que se coquiza en hornos que pueblan de chimeneas el paisaje. La totalidad de su tierra es privada y sobre ella se han otorgado títulos mineros que cubren todo su entorno. No obstante, es un lugar ideal para que la Nación y el Municipio de Cúcuta lleven a cabo un proyecto ecoturístico, del cual los mineros deben ser promotores porque serían también los primeros en beneficiarse. La rectificación de la vía y el trazado de una cicloruta de montaña y unas escalinatas en su margen, serviría no solo a los caminantes sino también a quienes la transitan para llegar a las explotaciones mineras.

Si Corponor hiciera obligatorio el cumplimiento estricto de las normas de protección ambiental, de la privilegiada vista del Cerro de Tasajero desaparecerían las fumarolas de muchos hornos de coquización artesanales y se haría obligatoria la reforestación de partes de la montaña que años atrás fueron taladas y hoy podrían reverdecer.

La cumbre del Cerro ofrece a sus visitantes la que quizá es la mejor vista de la frontera metropolitana. Detrás de la antena repetidora, en el camino que une la antena de los canales públicos de Inravisión con una más pequeña de RCN y Caracol, vasta dar la vuelta con la mirada para ver toda el Área Metropolitana Binacional. Dándole la vuelta a la cumbre, entre las dos antenas repetidoras, podría fácilmente construirse un camino en predios públicos de Inravisión que articulara varios puntos miradores.



La creación del Sendero Ecoturístico del Cerro de Tasajero en una obra que bien podría recibir recursos de la Nación que complementaran el esfuerzo del Municipio de Cúcuta y el Área Metropolitana, lo que sería un hito importante en la recuperación de Cúcuta como destino turístico no solo para sus visitantes sino para nosotros mismos y nuestros jóvenes que merecen mayores posibilidades de recreación y esparcimiento.

18/11/14

No hay comentarios: